La Gravedad de la Inflación Actual

A menudo escuchan a los medios, políticos y analistas financieros lanzar casualmente la palabra "Trillones" sin apreciar lo que significa.


Un Trillón es un número masivo, casi insondable.(Aclaro que en EEUU un trillon es un billon para demas paises occidentales)


El cerebro humano generalmente tiene problemas para entender algo tan grande.

Así que tratare de ponerlo en perspectiva.



Si ganara $1 por segundo, le tomaría 11 días ganar un millón de dólares.


Si ganara $1 por segundo, tardaría 31 años y medio en ganar Un Billon de dólares.


Y si ganara $1 por segundo, tomaría 31,688 años para ganar 1 Trillón de dólares.


Así de enorme es un Triillón.


Cuando los políticos gastan e imprimen sin cuidado dinero medido en Trillones, estámos en un territorio Alarmante.


Y eso es precisamente lo que la Reserva Federal y el sistema bancario central le han permitido hacer al gobierno de los Estados Unidos.


Desde el comienzo de la histeria del Covid hasta hoy, la Reserva Federal ha impreso más dinero que en toda la existencia de los EE. UU.


Por ejemplo, desde la fundación de los EE. UU., tomó más de 227 años imprimir sus primeros $ 6 Trillones. Pero en cuestión de meses recientemente, el gobierno de EE. UU. imprimió más de $ 6 Trillones.


Durante ese período, la oferta monetaria de EE. UU. aumentó en un 41%.


En resumen, las acciones de la Fed equivalieron a la mayor explosión monetaria que jamás haya ocurrido en los EE. UU y el resto del mundo.


Inicialmente, la Fed y sus defensores en los medios aseguraron al pueblo estadounidense que sus acciones no provocarían aumentos severos de precios. Pero desafortunadamente, no tomó mucho tiempo probar que esa afirmación absurda era falsa.


Tan pronto como se hizo evidente el aumento de los precios, los principales medios de comunicación y la Fed afirmaron que la inflación era solo "transitoria" y que no había nada de qué preocuparse. Luego, cuando la inflación obviamente no era “transitoria”, nos dijeron que “la inflación en realidad era algo bueno”.


Por supuesto, estaban absolutamente equivocados y lo sabían: estaban engañando con Impunidad.


La Triste verdad es que la inflación está fuera de control y nada puede detenerla.


Incluso según las estadísticas torcidas y manipuladas del IPC del propio gobierno, que subestiman la realidad, la inflación está superando los máximos de 40 años. Eso significa que la situación actual es mucho peor.



Sin Inflación no hay Gobiernos


El gasto deficitario y la deuda del gobierno federal de EE. UU. son los factores más importantes que impulsan esta impresión de dinero, lo que resulta en aumentos drásticos de precios.


El gobierno federal de los Estados Unidos tiene la mayor deuda en la historia del mundo. Y continúa creciendo a un ritmo rápido e imparable.


Le tomó hasta 1981 al gobierno de los EE. UU. acumular su primer Trillón en deuda. Después de eso, el segundo Trillón solo tomó cuatro años. Los siguientes Trillones llegaron en intervalos cada vez más cortos.


Hoy, la deuda federal de EE. UU. se ha vuelto parabólica y supera con creces los 30 Trillones de dólares.


Si ganara $1 por segundo, se necesitarían más de 966 484 AÑOS para pagar la deuda federal de EE. UU.


Y eso es con la suposición poco realista de que la deuda dejaría de crecer.


La verdad es que la deuda seguirá acumulándose a menos que el Congreso tome algunas decisiones políticamente imposibles de recortar el gasto. Y eso jamas sucedera. De hecho, están corriendo en la dirección opuesta ahora que han normalizado déficits multimillonarios.


A continuación les muestro un gráfico de las proyecciones de déficit de la Oficina de Presupuesto del Congreso para la próxima década. Es casi seguro que estas estimaciones serán demasiado conservadoras, como a menudo lo son.



Incluso según las proyecciones optimistas de la CBO, el gobierno de EE. UU. tendrá un déficit acumulado de más de $ 15 Tillones durante los próximos diez años.


Entonces, ¿quién va a financiar estos déficits incomprensibles? La única entidad capaz son las imprentas de la Fed.


Permítanme simplificarlo en tres pasos.


Paso #1: El Congreso gasta Trillones más de lo que el gobierno federal recibe de los impuestos.


Paso #2: El Tesoro emite deuda para cubrir la diferencia.


Paso #3: La Reserva Federal crea moneda de la nada para comprar la deuda.


En resumen, este proceso insidioso no es más que una falsificación legalizada. Son impuestos sin consentimiento a través de la degradación de la moneda y es la verdadera fuente de inflación. Los principales medios de comunicación y los economistas realizan una gimnasia mental increíble para ocultar y justificar este fraude.


Así es como el gasto público, los déficits y la deuda federal afectan la inflación.


Mientras la persona promedio no se dé cuenta del aumento de los precios, el sistema funciona bien. Sin embargo, una vez que los aumentos de precios se vuelven lo suficientemente dolorosos, se crea una presión política para que la Fed combata la inflación elevando las tasas de interés.


La Fed tiene un serio problema esta vez


El monto de la deuda federal es tan extremo que incluso un retorno de las tasas de interés a su promedio histórico significaría pagar un gasto de intereses que consumiría más de la mitad de los ingresos fiscales. Los gastos de intereses eclipsarían los gastos de seguridad social y defensa y se convertirían en el elemento más importante del presupuesto federal.


Además, con los aumentos de precios disparados a máximos de 40 años, un retorno a la tasa de interés promedio histórica no será suficiente para controlar la inflación. Se necesita un aumento drástico en las tasas de interés, tal vez al 10% o más. Si eso sucediera, significaría que el gobierno de EE. UU. está pagando más por el gasto de intereses de lo que recibe de los impuestos.


En resumen, la Reserva Federal está completamente atrapada y sin salida.


Elevar las tasas de interés lo suficientemente altas como para reducir la inflación llevaría al gobierno de los EE. UU. a la bancarrota.


Podemos ver esta dinámica en el siguiente gráfico de la deuda federal y la tasa de fondos federales, la tasa de interés de referencia principal de la Reserva Federal. Cuanto mayor sea la deuda federal, más difícil y doloroso se vuelve aumentar las tasas de interés.



El gobierno de EE. UU. se acerca rápidamente al final de su historia financiera. Necesita subir las tasas de interés para combatir la inflación fuera de control… pero no puede porque provocaría su quiebra.


En otras palabras, se acabó el juego.


No tienen más remedio que "restablecer" el sistema; eso es lo que hacen los gobiernos cuando están atrapados.


Piensen en esto:


Imaginense a un niño mimado jugando un juego de mesa y, en lugar de admitir que está perdiendo, voltea el tablero. Esto es lo que harán los gobiernos ahora que están financieramente en jaque. No pueden ganar, ni siquiera en su propio juego amañado, y ahora les queda la opción de perder poder o voltear el tablero y dado que el poder no se entrega voluntariamente, debemos suponer que elegirán voltear el tablero.


El resultado final


El actual sistema monetario está a punto de desaparecer. Incluso los banqueros centrales que manejan el sistema lo estan padeciendo. Así que se están preparando para lo que viene a continuación mientras intentan "restablecer" el sistema.


Sospecho que todo podría acabarse pronto... y no va a ser para nada bonito.


Tendrá como resultado una enorme transferencia de riqueza de nosototros a la clase parasitaria: políticos, banqueros centrales y aquellos conectados con ellos.


La trayectoria económica actual es muy preocupante. Desafortunadamente, hay poco que cualquier individuo pueda hacer dentro de la economía tradicional para cambiar el curso de estas tendencias en curso. Lo mejor que pueden y deben hacer es mantenerse informados y resguardar sus ahorros en #Bitcoin para que puedan protegerse de la mejor manera posible e incluso sacar provecho de la situación.

10 views0 comments